Biografía

 Cuando tenía cinco años me caí en un agujero persiguiendo a una niña. Me rompí el brazo. El primer diagnóstico cuando me llevaron al médico fue cáncer de huesos en estado avanzado, una vez que me abrieron se dieron cuenta de que lo que tenía era un “quiste solitario”. Me sacaron hueso de la cadera para rellenar el hueso del brazo, pero se volvío a romper, tiempo despúes en la siguiente operación me sacaron hueso de la pierna y esta vez el arreglo funcionó.

Cuando cumplí 17 años me hice consciente de que tenía que recuperar la limitada movilidad del brazo y me compré unas gomas elásticas para trabajarlo. Este fue el comienzo de un camino de 35 años en los que he practicado todo tipo de ejercicio desde culturismo y footing hasta tai chi y chi kung, pasando por muchos tipos de yoga, todas las gimnasias colectivas “occidentales”, ejercicios orientales y occidentales poco conocidos como el vyayam, los ritos tibetanos o la antigimnasia y un largo etcétera. He fundado y dirigido grandes clubs de ejercicio, alguno muy conocido, y durante todos estos años he trabajado con multitud de profesores y terapeutas corporales de diferentes técnicas orientales y occidentales: ayurveda, shiatsu, acupuntura, homeopatia unicista, osteopatía, fisioterapia, kinesiología, scacrocraneal, rolfing, técnica Alexander, método Grimberg y de nuevo un largo etcétera. lo mismo me ha pasado con los nutricionistas y sus diferentes dietas. así como con los diversos tipos de ayuno.

Prácticamente a la misma edad que comencé a hacer gimnasia, durante el curso de preparación  para la univesidad, estudié con entusiasmo a los filósofos griegos clásicos. Terminé el curso con matrícula de honor en filosofía y cuando mi madre me preguntó qué quería estudiar no tuve ninguna duda: Filosofía y Letras. “¿Pero quieres ser profesor y no tener donde caerte muerto?, estudia Derecho y podrás salir adelante mucho mejor”, fue la respuesta de mi madre. Me asuste y estudié Derecho para nunca ejercerlo y terminar desarrollando una vida profesional como empresario. Sin embargo nunca he dejado de ser un autodidacta  en este campo. El estudio de la filosofía griega, que es la base de toda la filosofía occidental, me llevó a descubrir que el conocimiento de los filósofos griegos venía de las escuelas de misterios egipcias, así que con 25 años comence a estudiarlos con profundidad. El progresivo conocimiento de los misterios egipcios y sus técnicas me puso en contacto por pura proximidad geográfica con las escuelas zoroastrianas de los arios de Irán y posteriormente por el mismo motivo con el shivaismo de Cachemira y de ahi con todas las escuelas filosóficas de la India, con las tibetanas, con el taoísmo chino, el sufismo islámico de Asia central y el gnosticismo cristiano etc. He estudiado, hecho retiros y practicado (siempre contrastado por mi mujer que es psicóloga) todas las técnicas de meditación, respiración, relajación, visualización, etc. con maestros  de estas escuelas (también con un maestro nagual de la tradición tolteca). Sin olvidarme también de conocer algunas técnicas de la psicología occidental, entre las que siento una debilidad especial por las derivadas de la bioenergética.

No soy un maestro en ninguna de las disciplinas o técnicas del bienestar. He conocido maestros y sin ninguna duda no soy uno de ellos. Lo que puedo aportar se basa en mi experiencia como estudiante veterano y experimentado y desde esa posición sí creo que mis experiencias y conclusiones pueden ser de ayuda para aquellas personas que se interesen por estos temas.

Profesionalmente, al terminar mis estudios, fundé con otros socios el conocido club de ejercicio-spa PALESTRA de Madrid, he dirigido y colaborado en la fundacion de grandes clubs de ejercicio, he fundado y dirigido una agencia de comunicación inicialmente especializada en el mundo del fitness, una agencia de eventos especiales y producciones en directo y he desarrollado una amplia labor como consultor en el mundo del bienestar.

Durante algunos años edité una revista-productora de documentales llamada Planeta Humano en la que se publicaban reportajes de personas que, por todo el mundo y en todas las áreas de la actividad humana, intentaban mejorar la existencia de los demás. Habiendo sido testigo de excepción en tantos casos, defiendo que una de las principales maneras de conseguir bienestar es ayudar directamente a alguien concreto, y que el beneficio lo recibe el ayudado, el que ayuda y el que lo presencia.

Posteriormente y durante algunos años fui consejero delegado de un holding en el que ademas de negocios de fitness había negocios de otras áreas diversas.

En 2010 comienzo a interesarme en toda la nueva gama de productos relacionados con el bienestar, suplementos nutricionales, cosmética orgánica, ropa orgánica, aparatos relacionados con la purificación del aire y del agua, luminoterapia, tecnología de biofeedback, protección contra la electropolución, etc. Ese interés se tradujo en que hace dos años creé un negocio de comercio electrónico (www.canalbienestar.com) que se dedica a la información y venta de productos relacionados con casi todas las familias del bienestar. Este negocio me permite estar al tanto de las novedades en investigación y desarrollo en el sector.

Conocedor del mundo de la empresa, defiendo el futuro del bienestar en las organizaciones por su efecto en el estado de ánimo, la motivación y el estado físico y psicológico de las personas.

Acostumbrado a dar charlas y escribir sobre bienestar, defiendo una visión equilibrada, realista y viable del mismo. En Octubre de 2013 se ha publicado mi libro “Si tú estás bien, la vida también: 35 años en la búsqueda del bienestar“.

Hace 23 años que hago viajes por África en 4×4. Y siempre defiendo que las vivencias de estos viajes han sido una de mis principales escuelas de vida.

Estoy casado con Lucía  y tengo dos hijos de 18 y 16 años, lo que mejor he hecho en la vida y lo que mas contribuye a mi propio bienestar.